La dentición temporal.

Los dientes temporales, o dientes de leche, cumplen importantes funciones para el normal crecimiento y desarrollo del niño, para lo que deben ser vigilados y tratados como si de la dentición permanente se tratara.

Desarrollo de la dentición temporal:

Los dientes temporales empiezan a formarse ya a las 6 ó 7 semanas de vida intrauterina, se van desarrollando dentro de los huesos maxilares y normalmente empiezan a hacer erupción en la boca del niño alrededor de los 6 meses de edad.
Generalmente, a los 3 años de edad los 20 dientes temporales han hecho su erupción. Cada diente debe salir a una determinada edad, aunque variaciones de 6 meses a 1 año en la fecha de aparición pueden considerarse completamente normales. La adecuada secuencia de erupción y la correcta posición de estos dientes en las arcadas tendrá una importancia decisiva en el desarrollo de la cara del niño.

Es importante controlar la erupción de los dientes para evitar problemas como el de la imagen, en el que el canino permanente no puede erupcionar adecuadamente debido a la persistencia del colmillo temporal.

Un aspecto importante que se debe tener en cuenta es que hay mayor número de dientes permanentes que de dientes temporales, por lo que habrá piezas dentarias, como el “molar de los 6 años”, que no se cambian.

Por este motivo, pueden observarse espacios entre los dientes temporales; estos espacios permitirán que las piezas permanentes, de mayor tamaño, se coloquen correctamente, lo que posibilita una adecuada forma de morder.

Alteraciones más frecuentes de los dientes temporales

La dentición temporal puede verse afectada por numerosas alteraciones que en muchas ocasiones pueden ser fácilmente tratadas, lo que permite mantener el diente en la boca el tiempo suficiente para la correcta erupción del permanente.
De estas afecciones, las dos que con mayor frecuencia se producen son las caries y los traumatismos.

Caries

Los dientes temporales afectados por caries deben ser obturados (empastados) de forma similar a como se hace con los dientes definitivos.
Una caries muy profunda en un diente temporal puede provocar alteraciones en el diente definitivo que está debajo.
Cuando la caída del diente afectado está muy próxima, se realiza su extracción para permitir la correcta salida del permanente. Continue Reading